El Acueducto de Segovia


Es una de las obras de ingeniería civil más importantes que se construyeron en España durante la época romana, además de uno de los más significativos y mejor conservados monumentos arquitectónicos. Con el paso del tiempo, se ha convertido en un símbolo de Segovia que hasta aparece en su escudo.
el-acueducto-de-segovia.jpg



No se sabe con exactitud la fecha exacta de su construcción, ya que la piedra superior del acueducto, en la que se hallaba la inscripción, no se ha encontrado todavía. Respecto a la falta de la fecha, hay una antigua leyenda segoviana que la explica:
"Según la leyenda, antes de que el acueducto existiera había una joven que tenía que desplazarse desde el centro de Segovia hasta el pozo para encontrar agua. Prometió que sería capaz de dar su alma al diablo si éste la ayudase a tener que dar solo un par de pasos para alcanzar el agua. Entonces, el diablo se le apareció, y le ofreció el acueducto a cambio de su alma. La joven aceptó, pero con la condición de que lo construyera en menos de una noche.
acueducto-de-segovia%20(04).jpg

El demonio llamó a las huestes infernales y comenzó a construir el acueducto, pero cuando estaba a punto de colocar la última piedra, con la inscripción de la fecha, el sol salió y no pudo terminar su obra. Esto supuso un gran alivio para la muchacha, que había pasado toda la noche temiendo que el demonio cumpliera el pacto. "


En cualquier caso, esta leyenda no tiene ningún fundamento histórico, y se cree que proviene de una fusión de antiguas leyendas hispánicas. Sin embargo, sí que se puede demostrar que el acueducto fue construido por los romanos.