=====
-------------------------------


=====
La gastronomía romana cambió a través de la larga duración de su antigua civilización. Sus hábitos se vieron influenciados por la enorme expansión que tuvo, que trajo muchos hábitos culinarios nuevos y técnicas de cocina de las provincias.

external image COMEROMA.JPG

- Lentáculum: compuesto por: barras planas y redondas echas de farro, huevos, queso, miel, así como leche y fruta. En el periodo imperial se empezó a sustituir el pan de farro por el pan de trigo. Este se humedecía en vino y era ingerido con aceitunas, queso, galletas o uvas.
- Prandium: este almuerzo consistía en comer las sobras de la cena del día anterior.
- Cena: alrededor de las 3, comenzaba la cena, a veces prolongándose hasta muy entrada la noche, especialmente si había invitados, y comúnmente le seguía un comissatio una ronda de bebidas alcohólicas.
external image gastronomia-antogua-roma.jpg

Costumbres en la mesa: En la mesa se utilizaba ropa sencilla, y la cena se consumía en una habitación especial. Ahí las personas se recostaban en un sillón especialmente diseñado. Alrededor de la mesa, tres de estos eran acomodados en forma de semicírculo, para que los esclavos pudieran servir fácilmente, y un máximo de tres personas se reclinaba. Sin embargo, por la república tardía y los tiempos imperiales, especialmente en la aristocracia, se permitía que las mujeres se reclinaran durante las comidas. Tradicionalmente, las mujeres cenaban sentadas derechas en sillas en frente de sus esposos. Había más mesas para las bebidas a los lados de los sillones. Todas las cabezas estaban orientadas hacia el centro de la mesa, con los codos izquierdos sobre un cojín y los pies fuera del sillón. De esta forma, no más de nueve personas podían cenar juntas en una mesa. Cualquier invitado adicional tenía que sentarse en una silla.
external image ancientbar.jpg

Entrada: Esta parte de la comida era llamada gustatio. Generalmente consistía en platos ligeros y apetitosos. La bebida usual era el mulsum, una mezcla de vino y miel. En los grandes banquetes las entradas se servían una después de otra.
Plato fuerte: Muchas veces, un plato intermedio era servido antes del verdadero. La decoración podría llegar a ser más importante que los ingredientes. El plato fuerte comúnmente consistía de carne.
Postre: Entre las frutas, las uvas eran las preferidas. Los romanos distinguían entre uvas para hacer vino y uvas para comer. Las pasas también se usaban. Los pasteles, hechos de trigo y generalmente bañados en miel, tenían un papel importante. Ciertos tipos de nuez también eran usadas.
external image romana1.jpg