Grandes descubridores
Tras una época de olvido para las ruinas romanas, a partir del siglo XVI comenzó a buscarse de nuevo el antiguo conocimiento de la cultura clásica, razón por la cual comenzaron las excavaciones arqueológicas y el arte neoclásico. De alguna forma, el mundo quería imitar a los romanos y griegos ya extintos, y por eso copiaban su escultura, su arquitectura, su pintura y su cultura.


bol-1.jpg




Heinrich Schliemann fue uno de los más importantes descubridores que, guiados por la sed de conocimientos, desentrañaron los secretos del antigo mundo clásico. Durante el siglo XIX, este hombre descubrió Roma, Micenas, Tirinto y Orcómeno, demostrando así que los escenarios descritos en la Ilíada existían realmente. Pese a todo, murió prácticamente en el anonimato.

schliem.jpg



Siguiendo su ejemplo, miles de arqueológos desenterraron muchas más joyas de la antigua cultura romana, y nos permitieron conocer mejor el antiguo mundo.