La leyenda de Cassandra

external image el-mito-de-casandra.jpg

HIja de Príamo y Hécuba de Troya. Fue sacerdotisa de Apolo, con quien pactó, a cambio de un encuentro carnal, la concesión del don de la profecía. Pero cuando accedió a los arcanos de la adivinación, rechazó el amor de este dios; éste viéndose traicionado, la maldijo escupiéndole en la boca: Seguiría teniendo su don, pero nadie creería jamás en sus pronósticos.
Tiempo después, ante su anuncio repetido de que iva a ser destruida Troya, ningún ciudadano dió crédito a sus vaticinios.

Leyenda

Durante el saqueo de la ciudad, Áyax, el hijo de Oileo, encontró a Cassandra refugiada bajo un altar dedicado a Atenea. Aunque ella no se soltó de la figura, éste la arrastró. Según algunas fuentes, dijeron que la violaron en este lugar, y este hecho era el sacrilegio el hizo Áyax para no respetar a la diosa. Condenó al guerrero pues Poseidón, hundió su barco en una tormenta y allí murió.